06 marzo, 2010

Llegada a EEUU



Al fin estoy aquí. La verdad es que todo ha sido más fácil de lo esperable, y hasta ahora todo ha salido redondo. Los aviones han llegado no a su hora sino antes (saliamos a las 10:40 de Sevilla y llegamos a Boston en menos de 12 horas, sobre las 9:30 de la noche en Sevilla), los controles de seguridad han sido ligeros (no por ello menos eficaces) y en absoluto problemáticos. El Toyota Corolla rojo que nos ha tocado está muy nuevo y resulta un coche muy agradable de conducir (especialmente con el tema de la velocidad de crucero, que aunque lo conocía, nunca había tenido oportunidad de usarlo). El tema de las marchas, aunque un poco sorprendente al principio, es lo más fácil que he visto jamás. Y la llegada a South Royalton no ha tenido ninguna incidencia ni interés, excepto el atasco a la salida de Boston... (normal si pensáis que esta semana es fiesta en EEUU)

El jet-lag lo estoy sufriendo ahora mismo, de mientras escribo. Ayer me acosté a las 10:30 de la noche y estoy en planta a las 5 de la madrugada sin ganas de dormir. La buena noticia es que veré amanecer y haré alguna foto...

Por lo demás todavía no hay mucho que contar, alegría de reencontrarnos los amigos, mucho que contar... lo típico. Ya ire poniendo más cosas cuando pueda, ¡para empezar hoy vamos a tomar un brunch que se me hace la boca agua nada más que de pensarlo!

No hay comentarios: