31 octubre, 2008

El coma de un blog

Suele resultar común ver un montón de blogs con unas pocas de entradas que hace mucho nadie actualiza. Blogs abandonados a su suerte, dueños que no les dan de comer y desfallecen poco a poco. Hoy en día hasta los blogs pueden quedarse muertos.

Con suerte el mio solo ha pasado una época en coma, unos meses de desconcierto en los que no se sabía cuando despertaría, si es que siquiera lo hacía. Y es que dediqué este blog más o menos a mis aventuras por el norte del mundo, allá donde el frio te mantiene en casa calentito conectado a internet publicando fotos. Una vez el viaje se acaba, la motivación para escribir se acaba.

Pero no solo han sido falta de ganas de escribir, ha sido que he estado bastante liado; y no parece que vaya a cambiar, mis clases me mantendrán muy ocupado, aparte de otras muchas actividades que llevo últimamente a cabo. Voy a procurar sin embargo, darle un poco más de tiempo al blog. Iré publicando todos esos mensajes que quedaron en la memoria del comatoso que empieza a recordar de nuevo, en general todos acerca de Finlandia. Pero mi vuelta no es para recuperar aquellos mensajes que han quedado bastante olvidados, sino para empezar una nueva etapa. Publicaré mucho menos que antes, pero intentaré publicar de vez en cuando.

Hasta pronto, espero...

No hay comentarios: