10 junio, 2008

Lapland

Me parece que no dije nada en el blog anteriormente, pero me apunté a un viaje organizado por el ESN de Tampere a Laponia. El viaje era de 4 días viajando por las noches en tren nocturno. Como resumen general, genial. Fuimos unas 40 personas e hicimos muchas actividades relacionadas con Laponia. Os pongo un resumen por días para que me sea más fácil contarlo todo. También podéis ver algunas fotos en mi álbum de picasa.

27 de Marzo
Salimos de la estación de tren de Tampere a las 22:11.
Nada de interés que contar, excepto que los trenes nocturnos en Finlandia son la caña... hacía mucho que no me montaba en uno, y los españoles los recordaba mucho peores.

28 de Marzo

La estación de tren en Rovaniemi


Llegamos a Rovaniemi a las 07:53 de la mañana. Nos quedamos esperando en la estación hasta que el autobús nos vino a recoger para llevarnos, primero a comprar comida en un hipermercado (que casualidad que también había un Alko); y más tarde nos llevó al pueblo comercial de Santa Claus. Allí pasamos gran parte de la mañana practicando nuestras habilidades consumistas, y todo el que quiso, pudo ver al señor barbudo que trabaja allí, yo que tengo bastante con mi barba me negué a hacerle una visita.

La oficina de Papa Noel


Una vez terminamos en el consumista y falso pueblo de Santa Claus (no os sorprendáis, ese es solo un sitio fácil para los turistas, en teoría vive en un sitio totalmente diferente, donde no tienen tiendas por que no hay turistas, solo hay una estatua de Santa), nos llevaron en bus hasta nuestro oficial destino, Korvala. Si buscáis en Google Maps no lo encontraréis, no es una ciudad, no es un pueblo, solo son unas cabañas que una familia se encarga de mantener y alquilar; sin embargo tienen página web :) (inglés, francés y finés son los idiomas disponibles).

Las cabañas de Korvala


Al fin en Korvala, todo el mundo va a sus respectivas cabañas a alojarse y descansar del viaje (o jugar con la nieve :P) antes de empezar con las actividades programadas. Divididos en dos grupos nos llevaron a unos a montar en trineos tirados por renos y a otros a montar trineos tirados por huskys. Los renos (que es lo primero que me tocó), son como una especie de... burro, no tienen aire de inteligentes (lo son, al menos más de lo que parece) y no son muy simpáticos. Estaban en la época de que se le cayesen los cuernos y muy bonitos no estaban (sangre seca y tal...). En principio los renos no parecen muy veloces, pero lo son, en un momento el mio decidió hacer un esfuerzo (son algo vagos) y cogió una velocidad que no me esperaba. Respecto a los huskys, todos habéis visto alguno supongo, como cualquier otro perro, solo que estos no estaban muy educados, y los tenían que tener atados, son casi salvajes. Fue una experiencia curiosa eso de montar en tales trineos... aunque los perros me daban un poco de pena, se cansan bastante rápido. Al final nos dieron un "carnet de conducir trineos con renos", aunque dudo de su validez legal...

Trineos de renos y huskys


Acabadas las actividades iniciales tuvimos el día libre hasta la cena (incluida en el precio), y la gente se dedicó a pescar en el lago o a hacer cross country skying, o lo que es lo mismo, andar con esquíes, o esquiar despacio, depende de como lo veáis. Por cierto, todos los materiales, esquíes, cañas de pescar, zapatos especiales para la nieve... los podías coger gratis en una cabaña. Yo estuve haciendo el mencionado cross country skying y practicando en una cuesta para cuando fuésemos a esquiar (por primera vez en mi vida para mi). Acabada la cena (no me acuerdo que nos dieron, pero algo típico finés), nos fuimos a la sauna donde tuvimos una fiesta y pudimos bañarnos en el agua del lago (había un agujero en el hielo específicamente para este propósito). Es una experiencia curiosa, no cabe duda, pero tampoco es mi preferida, para mi la sauna es suficiente. Acabada la fiesta en la cabaña de la sauna se siguió un poco en las cabañas y luego a dormir hasta el día siguiente.

29 de Marzo
Para este día había diferentes opciones: la primera quedarse en las cabañas haciendo lo que quisieras; a los que les gustó el trineo de huskys pudieron pagar para montar durante más tiempo y hacer varios Km de recorrido; además también se podía pagar para montar en moto de nieve (carnet de conducir necesario, el de renos no era válido) y hacer un largo recorrido por el campo. Yo me decanté por esto último, y me lo pasé en grande. La potencia que tienen las motos de nieve es increíble, y no son muy fáciles de manejar, a más de uno la moto de nieve se le tumbó o se medio enterró en la nieve, y una chica casi se da contra un árbol (la chica era una inútil conduciendo... y yo tuve que tenerla delante todo el tiempo ¬¬). A mitad de camino también paramos en una pequeña cabaña típica de Finlandia, en donde había pastores de renos quedándose unas noches; la cabaña no tiene dueño, y la puede utilizar todo el que quiera. Cuando al fin acabamos con las motos y volvimos a las cabañas, tuvimos de nuevo tiempo libre, en el que me dediqué a hacer un agujero en el hielo y a pescar. Pero no picó ningún pez, así que no pude comer pez a la brasa, sino la comida que compré.

Mi zona de pesca


Respecto al tiempo, el primer día hizo soleado y un día precioso (como podéis ver en las fotos) pero este día (que para mi también era precioso) hubo una pequeña tormenta de nieve, con lo que tenía mucho encanto estar en medio del lago pescando de mientras nevaba alrededor, aunque el viento no lo hacía más cómodo. Igual que el día anterior, más tarde fuimos a cenar, y de nuevo no recuerdo qué, pero estaba muy rico seguro; y luego nos fuimos a la sauna, de nuevo de fiesta y tal. Quien quiso pudo ir al lago a bañarse, aunque esta vez yo me conformé con la sauna y el fuego dentro de la cabaña.

Creo que no me equivoco y fue este el día en el que pudimos disfrutar de las auroras boreales, que aparecieron de mientras tomábamos la sauna. Creo sin embargo que no fueron muy fuertes y además estábamos cerca de las cabañas donde había bastante luz, y desde luego, no son tan impresionantes como se ven en muchas fotografías. Era un espectáculo bonito, pero no tan espectacular como me imaginé al principio. A este respecto quizás un día haga una entrada explicando un poco más. Más tarde salimos al centro del lago donde había más oscuridad para ver la aurora mejor, pero rápidamente se nubló y no vimos nada. También intenté hacer fotos con ayuda de un trípode, y tras hacer unas ciento y pico de fotos tuve que abandonar. No había manera de hacer fotos en las que se viera algo.

30 de Marzo
Para este día teníamos planeado pasar gran parte del tiempo en un centro de esquí, y así fue. Era mi primera vez esquiando y la verdad no tenía ni idea de como iba a ser. Aunque casi todo el mundo decía lo mismo: "Te caerás cientos de veces, pero la nieve está blandita, así que no dolerá.". Y así fue, me caí muchas veces, aunque para ser más exactos me tiré muchas veces, es la forma más efectiva de frenar (cuando no sabes frenar o girar, es tirarte o frenarte con la ayuda de un árbol). Por suerte para mí, una italiana que sabía esquiar se quedó conmigo ayudándome y enseñándome; y al final conseguí cogerle el truco y podía bajar de tal forma que se le puede llamar esquiar.

Esquiando...


El único problema que no pude resolver es con la máquina que te "ayuda" a subir la montaña, ¡maldito aparato infernal! no hay nada más incómodo que ese tipo de ancla, menos mal que tenían otro tipo en el que te sientas cómodamente, así que estuve usando ese casi todo el tiempo. Al final del día descubrí que pasé casi todo el tiempo aprendiendo en una pista de alta dificultad, y que había algunas más fáciles en otro lado, pero bueno, al menos aprendí y me lo pasé genial (ojalá tuviese algún vídeo conmigo esquiando :P). Por cierto, el tiempo al principio fue bueno y soleado, pero al final del día empezó a llover, y nos fastidió un poco para esquiar.

A la vuelta en las cabañas, ¿adivináis que pasó?, cenamos, fuimos a la sauna y tuvimos una fiesta de despedida. Los erasmus somos así de originales ;). Sin embargo esta vez si me acuerdo de la cena, nos pusieron carne de reno, que resulta bastante cara, excepto en Laponia, donde es mucho más barata. La verdad es que estaba bastante buena... me recordó un poco a la ternera, pero era más suave y para mi un poco más sabrosa.

31 de Marzo
Museo de arte de Rovaniemi


Último día del viaje, nada de especial que comentar aquí, no hicimos más que recoger las cosas, limpiar un poco las cabañas, desayunar (todos los desayunos también estaban incluidos en el precio, por cierto)... Y al final coger el autobús de vuelta a Rovaniemi, donde pasaríamos parte del día en plan turista, pero sin planes organizados para el grupo, así que cada uno a su aire. El día fue bastante feo y estuvo lloviendo parte del tiempo, y Rovaniemi no es una gran ciudad con muchas cosas que visitar (además los lunes cierran los museos, y ese día era lunes). Al final todos cogimos el tren de vuelta a las 6 de la tarde donde pudimos descansar y charlar un rato en el tren restaurante (con curiosas normas para entrar).

1 de Abril
Y al fin, fin del viaje. Llegamos a Tampere a las 4:05 de la mañana, un taxi y a casa a dormir. Gracias a dios que no tuve clase al día siguiente y pude descansar tanto como quise. Un gran viaje sin duda, ojalá pueda volver a Laponia.


Y eso fue todo... no os olvidéis de visitar el álbum de fotos que tiene muchas mas de las que he puesto aquí y con más comentarios ;)

4 comentarios:

Aśika dijo...

When outside is something about 27 degrees it is nice to read memories from the Lapland ;)
Greetings from Cracow!

Anónimo dijo...

¿qué carnet necesitas para conducir una moto de nieve? ¿vale con el de coche de españa? ¿?¿? no tengo mucha idea... :s ... pero para el año que viene tengo pensado ir y me gustaría saberlo! MUCHAS GRACIAS!!! elena

Yprum dijo...

cold good memories Aśika! ;)

Anónimo, el carnet es el mismo que el del coche, lo que no estoy seguro es si pudiera servir el de moto (grande), la verdad no lo creo. Aqui son estrictos con las motos de nieve...

Anónimo dijo...

pues si el de coche vale, perfecto!!! me gusta mucho tu blog, Yprum!! hasta luego!! elena